Lo han vuelto a hacer. The Soul Jacket sigue volando cabezas en directo. Esta vez se estrenaban en la sala Cool Stage. No llenaron, pero el ambiente que crearon no dejó sin música un solo hueco libre.

Toño López

Set list plagado de temas de su último disco, arrancando con “Rainbow Pills” y manejando el tempo del bolo como los grandes que son. Fue un concierto compacto, como siempre. En esta ocasión, su camino no siguió la progresión constante ascendente, pero ni mucho menos bajó el listón. Bueno vale, quizá nos hayamos acostumbrado mal … Eso sí, ya quisieran muchos alcanzar el nivel de esta pedazo de banda.

Jorge Mizer

Un buen sonido e iluminación son obligados y, además, aumentan el lucimiento de los grupos en directo. Esta noche todo transcurrió sobre ruedas. Bueno, no todo. Dependa de quien dependa, hay que cuidar la puntualidad. Los retrasos, tanto en apertura de puertas, como en comienzo del show, no ayudan a nadie. The Soul Jacket se centraron en la música, y ahí lo dieron todo. Rock setentero elegante, potente, cohesionado, plagado de arreglos y matices, donde pone la guinda con su voz, un Toño que cada día se muestra más seguro en el escenario.

Mauro Comesaña

Los seis componentes de la banda (tanto Toño, como Jorge y Guillermo a las guitarras, Mauro con la batería, Xabier a los teclados y Jann con el bajo) suenan como uno solo. Y al mismo tiempo, cada miembro hace notar su presencia, brillando y destacando con precisión en el momento justo.

Guillermo Gagliardi

En su último trabajo en estudio, la presencia de metales podría haber augurado cierta “cojera musical” en directo, al no llevar sección de viento. Pues para nada. Temas como “Everybody Runs” sonaron como un verdadero tiro. Si es que tienen cada temazo … Me pongo a recordar, y pierdo la objetividad periodística …

Xabier Vieitez

Me centro, me centro. Hubo tiempo para todo, desde ritmos acelerados que te desatan, como “Fire” por ejemplo, hasta acordes calmados como “Green Cookies“, que te sumergen en la más absoluta paz, pasando por medios tiempos llenos de buen rollo, como “Lets the Good Times Roll“. Cerraron con el magnético “People“. Y pondré un pero : concierto muy corto, una hora y veinte minutos. Nunca los hacen largos, y ya dicen que lo bueno, si breve … Pero qué queréis que os diga … prefiero saborear más.

Jann Zerega

Da gusto disfrutar con grupos ajenos a la sobredosis de mortadela musical que nos invade actualmente. Alguien dijo algo así como : “el rock os salvará” (y si nadie lo dijo, debería decirlo). Pues gracias a The Soul Jacket, estamos un poco más cerca de la salvación.

Os dejo el álbum con todas las fotos — https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1537616343036116&type=1&l=f73e1b7c6d

Nos vemos.