Por dónde empiezo … Muchas sensaciones juntas. Pero una muy clara : ¡el rock es vida! Bueno, ¿qué pasa, que no me puedo poner místico? Hay artistas que te tocan la fibra un poco más que otros. Ahí vienen las dudas … ¿cómo lo cuento conservando la objetividad periodística? Uy, perdón, que aún no os he dicho quienes son los culpables de esta historia : Nikki Hill y su banda al completo.

Nikki Hill

Sucedió en una abarrotada Cool Stage, en Madrid, tras el delicioso acústico que dieron los tres pesos pesados del grupo unas horas antes en el Fórum de FNAC. Salieron con retraso (mala costumbre cada vez más habitual), pero pronto quedó en el olvido tras el contundente arranque con «Oh My«, seguido de un demoledor «Ask Yourself«.

Hay dos tipos de público : el que elige a lo que va, y el que va a lo que le digan que tiene que ir. Este concierto no iba a ser menos, y lo malo es que había demasiados del segundo tipo. Gracias a ellos, pasan desapercibidas las recurrentes y aceptadas imperfecciones del sonido en los primeros temas de cada directo.

Pronto sonaron compactos, y el rock and roll arrasó cualquier tipo de duda.

Matt Hill

Los puñetazos musicales seguían atizando duro, encaminados a derrotar a todos por K.O. cuanto antes. Con temas como «Scratch Back«, «I’ve Got A Man«, «Just Can’t Trust You» (por citar uno de cada uno de los tres discos que ya tienen) … ya podrán. ¡Abusones!

La base rítmica, a cargo de dos seguros de vida en un directo, como son Marty Dodson (batería) y Nick Gaitán (bajo), dejaban paso a brillantes guitarreos alternativos entre Matt Hill y Laura Chávez. El sonido de la banda ha ganado una barbaridad, con la incorporación en su momento de otra guitarra en directo. Matt (marido de Nikki, para quien no lo sepa aún) ya no toca agobiado por tener que llevar la rítmica y los solos, yo creo que disfruta más incluso.

Capítulo a parte es esa incorporación. A Laura le nacen las notas como si fuera por generación espontánea, sin esfuerzo (gran trabajo hay siempre tras esa aparente facilidad). Lo visto en el acústico previo, hacía presagiar lo que se nos venía encima, cada vez que daba un paso hacia delante para tocar un solo.

Laura Chávez, Nikki Hill

Atrás quedó hace mucho aquella cantante de Carolina del Norte, que nos visitó en el BluesCazorla años atrás, toda tensa sin saber cómo dominar su tremenda fuerza. Hoy, su descaro y seguridad en sí misma son más que evidentes, luciendo incluso ese punto chulesco de muchos grandes de la música.

Nikki antes conquistaba porque el rock se le salía por los poros, en bruto. Ahora lo hace mandando : «vais a moveros en tres … dos … uno …»

No hubo hueco para AcDc, en esta ocasión (recordemos que era costumbre alguna versión de los australianos, e incluso terminar los conciertos con temas de ellos). Sí lo hubo para un efectivo «Mississippi Queen» casi al final. Para terminar, uno de esos temas a los que tengo cariño, el carismático «Right On The Brink«. Bueno, y también se lo tengo a otros, pero no sigo, que me vengo arriba …

Total, una hora y media en la que quedó presentado su último trabajo, «Feline Roots«, y nos dejó ese sabor que sólo dejan las buenas noches de rock. No os los perdáis cuando pasen por vuestra ciudad.

Fechas del resto de la gira por España, pinchando ahí : http://lasbuenasheridas.es/nikki-hill-gira-espanola-2019/

Las fotos del concierto, ahí : https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1539859009478516&type=1&l=8835b64aed

Y para la Crónica del Acústico que dieron previamente, en FNAC Callao : http://lasbuenasheridas.es/cronica-de-nikki-hill—acustico,-10-03-2019/

Nos vemos.